Bien Común, D. Electrónica, Inteligencia Colectiva, TICs,

Comunicación, inteligencia colectiva y organización

¿Como encontrar a las personas que puedan estar interesadas en un proyecto?. ‘Contándoles lo que pretendes’.
Si ¿pero como les encuentras? ‘..comunicando las líneas generales’.

Pero si lo comunicas a todas las personas vendrán muchas personas cuya motivación no sea colaborar o aportar. Muchas pueden venir para todo lo contrario y pueden hundir el proyecto.
‘Efectivamente, pero comunicación es una cosa y organización otra distinta que no tienen porqué estar unidas’.
Para llegar a todas las personas que nos interesan podemos generar una comunicación que llegue a todos los rincones sabiendo que la organización y el debate son cosas distintas y están convenientemente separadas.
Bien estamos protegidos pero no podemos excluir a las personas que teniendo otra intención no harán mas que ruido dificultando el debate.

Hay dos aportaciones en la comunicación que nos ayudan a filtrar:
1) Lo primero el mensaje, según esté redactado llegará a un cierto público o a otro. Definir vocabulario, distribución del texto y volumen para unas ideas u otras ya supone un filtrado de público.
También filtra los medios con los que se hace la comunicación, si elegimos de una determinada tendencia o alcance conseguimos un público u otro. El texto y los medios nos permiten acotar mucho a quien llegamos.

2) La segunda intervención, y la mas importante, es la intervención en el debate de los destinatarios. Si facilitamos la participación, algunos participarán. Si nos mostramos abiertos a las aportaciones e incluso incorporamos algunas aportaciones quienes participan del debate detectan una actitud colaborativa y constructiva que les hace pensar que no están perdiendo el tiempo.
En el debate las personas mas próximas al mensaje colaboran mostrando su actitud, algo que no se consigue si nos atenemos solo al campo de las ideas (comparativa de ideas).
La colaboración se manifiesta no solo en aportaciones sino en evitar el escandalo de quienes vienen a destruir.
La colaboración, en un sentido u otro, es el siguiente nivel de filtrado.

Durante el debate tener un buen moderador, o un Community Mánager en la red ayuda a decantar a las personas animando el desarrollo de quienes vienen a construir y descubriendo si las intenciones de quienes no lo hacen provienen de una sana intención de búsqueda y/o aprendizaje o bien de bloquear el debate y un posible resultado positivo.
Un buen moderador/CM debe estar muy bien entrenado contra el trollismo en la red o los infiltrados en reuniones presenciales.

En un debate con estas características se produce inteligencia colectiva entre las personas que vienen a colaborar, unos poderosos lazos que repitiendose pueden llegar a generar cultura colectiva.
Los debates políticos no son una especialidad para especialistas en comunicación sino para todo el cuerpo de la organización y las personas a las que es posible llegar ya sea en la red o en la experiencia local.
Los especialistas hacen muy bien el trabajo “especial” preparar los mensajes y los medios de difusión adecuados.
En el debate mismo hay especialistas, los moderadores/CM que citamos, pero las demás personas deben también prepararse tanto en el conocimiento del tema como para desarrollar los elementos de colaboración como para identificar las ventajas de las aportaciones.

En el debate no se debe ir con la puerta cerrada por prevención, la organización está a buen recaudo y por tanto perdemos riqueza cerrándonos.
Un debate condicionado creará sospechas mas que colaboración. Sospechas en qué se encuentra en las áreas inaccesibles del tema y por tanto retraimiento y perdida de la riqueza que supone siempre un cuerpo social plural.
El paso del debate a la organización es en estas condiciones un proceso social natural de intercambio, complicidades, colaboración que permite que las personas ya integrantes de la organización coopten a otras pudiendo contrastar con otr@s compañer@s mucho mejor que en relaciones personales donde siempre hay elementos subjetivos que nada tienen que ver con el debate político.
Esta experiencia la conozco y he practicado personalmente llegando a formar una red social de casi 300 personas antes del 15M y empezamos a practicarla solo cuatro, aunque todos la descubrimos en el movimiento contra la Ley Sinde en el que funcionó y mucho la inteligencia colectiva.
Un artículo en el que se comenta algo de esto www.jivablog.com/01-02-2012/como-organiz…mejor-resultado.html
Un blog que recoge la experiencia de Reddeideas y los debates que organizó: redeideas.wordpress.com/

Como conclusión:
– Es posible crear algo nuevo desde cero y superar los riesgos de llegar al máximo público.
– Es posible filtrar a las personas interesadas de entre los miles de potenciales receptores.
– Es posible beneficiarse de la inteligencia colectiva en cualquier proceso si se ponen los medios y las actitudes adecuadas.
– Es posible crecer la organización sea cual sea su grado de desarrollo si no se ponen en el mismo nivel y lugares el proceso de inteligencia colectiva y el organizacional sin el que todo se volvería etéreo.

Bien Común, Democracia Electrónica, Conocimiento, Solidaridad, RR.SS, TIC, Inteligencia Colectiva, CCommons